miércoles, 28 de septiembre de 2016

Inaplicación de la técnica del espigueo para equiparar retribuciones entre personal laboral público y funcionario público.

No es correcto cambiar la estructura de retribuciones del personal laboral de los Ayuntamiento a la de los funcionarios. Hay Ayuntamientos que pretende equiparar la estructura retributiva del personal laboral al de los funcionarios. Lo cierto es que una cosa es que el personal laboral se encuentre incluido en la Relación de Puestos de Trabajo, y otra muy distinta, es que se pueda afirmar que puede llegar a producirse una equiparación en su estructura de las retribuciones, o de salario. Cada clase de empleado público se rige por unas normas. De forma sintética, diremos que las razones que nos mueven a estar en contra de la aplicación de la técnica del espigue y ese modo de proceder, son:

Jurisprudencia en contra de la técnica del espigueo en convenio: Funcionarios públicos vs empleados laborales públicos.


La Comisión para el estudio y preparación del Estatuto Básico del Empleado Público, articuló sus propuestas, dentro del proceso preparatorio de la norma citada en el conocido Informe de la Comisión de expertos de 2005.
En dicho documento, indispensable para la interpretación de la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público, al tratar sobre la tipología de los empleados públicos, y más concretamente sobre las disfunciones que creaba la existencia de una dualidad, funcionarial-laboral, señaló:
   “En muchas Administraciones coexiste el personal funcionario y el laboral desempeñando puestos de trabajo de similar naturaleza, pero bajo un régimen jurídico distinto y ello crea diferencias injustificadas y agravios, al tiempo que perjudica la gestión eficaz de los recursos humanos. La resolución de este problema debe basarse en una “regla de oro” elemental, esto es, establecer, en la medida de lo posible, un solo régimen jurídico para los empleados que realizan cada tipo de función pública. Esta premisa obliga al legislador a definir con precisión qué funciones corresponden al personal funcionario y cuáles otras al personal laboral.”
   De esta forma, se plantea, como orientación básica, evitar la concurrencia de personal funcionario y laboral en el desempeño de las mismas funciones. Esta recomendación realmente sólo trata una parte del problema. Indudablemente la más importante en tanto se refiere a empleados que realizan las mismas funciones y, por ejemplo, tienen asignadas retribuciones diferentes.

Jurisprudencia a favor de la técnica del espigueo en la aplicación del convenio.

Supuesto de Hecho SENTENCIA DE LA AUDIENCIA NACIONAL, DE 1/12/2014:
  • En el Boletín Oficial del Estado de 25 de abril de 2013, se publicó el convenio colectivo estatal de las empresas de seguridad, con vigencia pactada desde el 1 de Enero de 2012 hasta el 31 de Diciembre del 2014, de ámbito estatal y en cuyo ámbito funcional se encuentra la empresa Viriato Seguridad S.L.

  • En el Boletín Oficial del Estado de 24 de junio de 2014, se publicó el convenio colectivo de Viriato Seguridad S.L. para los centros de trabajo de las provincias de Murcia y de Valencia. Su ámbito temporal comprende desde el 1 de enero de 2013 hasta el 31 de diciembre de 2015.

  • En el convenio colectivo de Viriato Seguridad de las provincias de Valencia y Murcia, se regulan las siguientes materias de forma más desfavorable que en el convenio de colectivo estatal de las empresas de seguridad: jornada máxima anual, vacaciones, compensaciones en los supuestos de incapacidad temporal, determinados conceptos salariales.

Consideraciones jurídicas:

domingo, 25 de septiembre de 2016

¿Contrato de interinidad para la sustitución de la excedencia voluntaria?

La excedencia voluntaria es una manifestación atípica de la suspensión del contrato de trabajo. Una vez concedida produce el efecto típico de toda suspensión: mantenimiento del vínculo contractual y suspensión de las obligaciones mutuas de trabajar y remunerar el trabajo. El trabajador causa baja en la empresa, se le da de baja en Seguridad Social, pero mantiene su vínculo contractual con la empresa. Sin embargo no existe derecho a reserva del puesto de trabajo cuando finalice la situación de excedencia. 

El art. 46.5 ET -EDL 1995/13475- es claro al respecto: "El trabajador excedente conserva sólo un derecho preferente al reingreso en las vacantes de igual o similar categoría a la suya que hubiera o se produjeran en la empresa"

Ello explica que la jurisprudencia no admita que para sustituir al excedente voluntario quepa utilizar el contrato de interinidad puesto que éste está previsto para la sustitución de trabajadores con derecho a reserva del puesto de trabajo; derecho que no tiene el excedente voluntario. Igualmente la aplicación del mencionado precepto del ET explica que la empresa pueda disponer del puesto de trabajo que el trabajador excedente queda libre: bien amortizándolo mediante la reordenación de los cometidos laborales que lo integran, bien contratando a un trabajador con carácter indefinido (STS de 21 enero 2010, Rec. 1500/2009 -EDJ 2010/11623-).

lunes, 19 de septiembre de 2016

¿Cómo oponerse y recurrir las actas de infracción de la inspección de trabajo en materia de PRL? Escrito de alegaciones.

Procedimiento de oposición. Actas de Infracción PRL tras leyes 36/2011 y 13/2012
En el presente artículo, repasaremos el procedimiento para recurrir las Actas de Infracción de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en materia de PRL.
El momento es oportuno, por cuanto la Ley 36/2011 modificó la competencia jurisdiccional en favor de los Juzgados de lo Social y detrimento del Contencioso-Administrativo.
Asimismo, la Ley 13/2012 modifica aspectos relativos a la caducidad del expediente, dando mayor margen de actuación al Inspector actuante en cuanto al plazo máximo de interrupción y duración máxima de las actuaciones comprobatorias.
La exposición seguirá el siguiente esquema:

domingo, 18 de septiembre de 2016

Las comisiones paritarias y la solución de los conflictos laborales derivados de la interpretación y aplicación del convenio colectivo.

En un sistema de negociación colectiva estático o contractual, la firma del convenio colectivo marca la frontera entre la negociación y la administración del convenio, al impedir que la comisión negociadora pueda seguir actuando más allá de dicho momento. Aquélla se disuelve una vez cumplido su objeto y el convenio comienza a tener vida propia. 

Pero en muchas ocasiones la redacción de los artículos del convenio presenta una redacción confusa y hasta deliberadamente ambigua, optándose en más de un caso por la inclusión de cláusulas de textura abierta para facilitar el acuerdo de las partes que intervienen en su elaboración, dando lugar con ello a interpretaciones varias que generan situaciones conflictivas. 

Por otro lado, la amplitud de las materias tratadas, unido a su rápido desfase temporal, requiere la instrumentación de mecanismos adaptativos del acuerdo a las nuevas circunstancias, antes incluso de que concluya el plazo de vigencia previsto; cuando no se remite a un desarrollo posterior la regulación de ciertos puntos que por su complejidad exigen un tratamiento particularizado (p.ej., la articulación de un nuevo sistema de clasificación profesional o la implantación de un nuevo sistema retributivo en la empresa). 

Es por ello por lo que en el ámbito del convenio colectivo regulado en el Estatuto de los Trabajadores se ha impuesto legalmente la obligación de constituir un órgano bilateral, la Comisión Paritaria1 también denominada comisión de seguimiento, vigilancia o interpretación, que actúa con competencias delegadas de la comisión negociadora y a través de la cual se lleva a cabo la administración del convenio colectivo como fase de aplicación funcional posterior a los momentos genéticos negociales. Veamos con más detalle este tema a través de este fantástico dosier de Faustino Cavas Martinez.

Modelo de diligencia de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social

Orden ESS/1452/2016, de 10 de junio, por la que se regula el modelo de diligencia de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (BOE de 12 de septiembre de 2016). Texto completo.

ORDEN ESS/1452/2016, DE 10 DE JUNIO, POR LA QUE SE REGULA EL MODELO DE DILIGENCIA DE ACTUACIÓN DE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL.


La Resolución de 11 de abril  de 2006, de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, sobre el Libro de Visitas de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, regulaba el procedimiento para la extensión en el Libro de Visitas de las diligencias realizadas por los funcionarios de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, de acuerdo con el mandato previsto en el artículo 14.3 de la Ley 42/1997 de 14 de noviembre, Ordenadora de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

viernes, 16 de septiembre de 2016

El recurso contra las advertencias y requerimientos de la inspección de trabajo. ¿Son impugnables?

¿Mero acto de trámite? En realidad, tanto la advertencia, como el requerimiento tienen en común que no son actos administrativos que deban ser impugnados como en el caso de las actas de infracción. Más bien se trata de meros actos de trámite, de actuaciones administrativas pero no de un acto administrativo en sentido propio, al no incidir en la esfera jurídica del interesado, sin que pueda considerarse como una acto resolutorio, como podría serlo una resolución sancionadora, y por lo tanto no son impugnables, por lo que resulta sorprendente que en determinadas ocasiones, como luego veremos, se impugnen las advertencias o requerimientos de la Inspección.

Quizá pueda entenderse mejor si se considera las dos fases en que se desarrolla la actuación inspectora. 

jueves, 15 de septiembre de 2016

Recurso contra Acta de inspección de trabajo y seguridad social.

Como todo procedimiento sancionador, la Inspección de Trabajo emite una propuesta de resolución, contra la que cabe formular las Alegaciones oportunas, como descargo de las imputaciones que se realicen, aportando la prueba que se estime oportuna en descargo de las referidas imputaciones.

Posteriormente al escrito de alegaciones, la Inspección de Trabajo, tendrá en cuenta las que estime convenientes y descartará las que considere inapropiadas, dictando la Resolución sancionadora oportuna, resolución contra la que cabe interponer el correspondiente recurso de Alzada ante la Dirección Territorial correspondiente o potestativo de Reposición en el plazo máximo de un mes, o bien interponer ante el Juzgado de lo contencioso-administrativo el recurso judicial correspondiente o bien ante la Jurisdicción Laboral cuando sea procedente.


Actuaciones ante la inspección de trabajo.

Para entender cómo podemos actuar o defendernos ante las actuaciones de la inspección de trabajo, primero debemos conocer todo el proceso desde su inicio hasta el final. Conocer el detalle de cada fase y saber como actuar. 

Por eso, este post lo dividiremos en; Iniciación de las actuaciones, procedimiento de la inspección, presunción de certeza de las comprobaciones inspectoras, y proceso de liquidación. Vayamos pues por partes:


Iniciación de las actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social actuará de oficio siempre, como consecuencia de orden superior, a petición razonada de otros órganos, por propia iniciativa, o en virtud de denuncia, todo ello en los términos que reglamentariamente se determinen.