miércoles, 18 de enero de 2017

Un juzgado de Jaén declara nula la clausula suelo de una empresa.


La sentencia afirma que la cláusula es contraria al principio de buena fe que genera una legítima expectativa en el contrato entre las partes y que sirve para modelar el contenido del contrato.


El Juzgado de Primera Instancia nº 6 de Jaén ha dictado sentencia firme declarando la nulidad de una cláusula suelo concedida por una entidad financiera a una empresa. En la sentencia se considera acreditado que la entidad financiera no ha probado que la hipoteca fuera negociada y que las condiciones no fueran predispuestas por la entidad financiera y considera que, aunque se trate de un adherente no consumidor, es decir, una empresa, cabe el control jurisdiccional de la cláusula.

domingo, 15 de enero de 2017

La pérdida del permiso de trabajo lleva a un despido improcedente.

Sentencia del Tribunal Supremo (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 16 de noviembre de 2016, núm. núm. 955/2016 de 16 noviembre (Rcud. núm. 1341/2015). JUR 2016/272191. Ponente: Lourdes Arastey Sahún.
El TS estudia la contradicción planteada entre dos sentencias, ambas de la Sala de lo Social del TSJ de Madrid, en las que se despide a una trabajadora de fuera de la Unión Europea por haber perdido la autorización administrativa para trabajar en España. El TS entiende que existe contradicción ya que en la sentencia de contraste a la trabajadora le caduca el permiso de trabajo y residencia, la empresa la despide y esta lo impugna, siendo desestimado tanto por el Juzgado de lo Social como por el TSJ.
Por su parte, en la Sentencia aquí recurrida en casación, la trabajadora llevaba 8 años trabajando como limpiadora hasta que se le comunica el despido por pérdida del permiso de residencia (la trabajadora había solicitado la autorización, pero se le había denegado). en instancia se desestima la demanda mientras que en suplicación lo declara improcedente.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Los errores a evitar al darte de alta como autónomo.

El autoempleo ha sido una de las vías por las que han optado muchos trabajadores durante la crisis. Sin embargo, en esta modalidad laboral no siempre es obligatorio estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). 

Por el contrario, sí ha de llevarse a cabo este trámite y estar al corriente de pago de sus mensualidades en las siguientes ocasiones. Hacerse autónomo debería ser sencillo y ser autónomo debería ser barato. Ninguna de las dos cosas ocurren en España. Un proceso no precisamente sencillo y un modelo caro para los bolsillos del trabajador por cuenta propia. 

Pero si nos hemos decidido hagamoslo bien. Son muchos los errores que se cometen al darse de alta como autónomo, muchas veces sin querer y otras por puro desconocimiento. 

jueves, 8 de diciembre de 2016

¿Pueden los autónomos contratar? Opciones posibles: Familiares, trabajadores por cuenta ajena y a otros autónomos.


Ser autónomo no significa que no puedas contratar a nadie. Puedes contratar a otro autónomo y tener empleados. Como autónomo puedes encontrarte en una situación en la que tu negocio se expanda y que necesites contratar a otras personas, ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia. 

Por eso es muy importante si vas a emprender, conocer cuales son todas las opciones con las que cuentas a la hora de contratar personal que pueda ayudarte en tu negocio, ya sean familiares, trabajadores por cuenta ajeno, u otros autónomos.

Analicemos caso por caso.

La inspección de trabajo: Actas de liquidación por la infracotización de oficinistas. Cuadro II ocupación letra a.

Es frecuente, que al requerimiento de la Inspección de Trabajo,  se pida desglosar, y definir la categoría y funciones, de todos los empleados de una empresa, hasta cuatro años atrás, advirtiéndose por parte de la inspección, desde un inicio, que era práctica habitual de las empresas aplicar de forma incorrecta el tipo de cotización por contingencias profesionales a los trabajadores que desempeñan sus servicios en las oficinas de la empresa (lo que comúnmente se denomina, trabajos administrativos). Esto sucedía en octubre de 2015.

De esta forma, se comprueba cómo se había iniciado una campaña por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, a nivel nacional, en la cual pretendia que “se estaba verificando el cumplimiento estricto por parte de las empresas de la cotización a sus trabajadores por la cuota de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, conforme a lo establecido en el art. 20 apartado 3 de la Ley 23/2015, de 21 de julio, Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
El objetivo fundamental de la Inspección en estas verificaciones se centraba, principalmente, en aquellos trabajadores que las empresas tienen adscritos al denominado Cuadro II de ocupación –letra “a” – en “trabajos exclusivos de oficina (a estas ocupaciones se les aplica el tipo de cotización reducido del 1 por 100).

Recordemos, asimismo, que las cuotas que se abonan para cubrir las contingencias de accidentes de trabajo se calculan atendiendo a una tarifa que incluye tipos de cotización diferentes en función de la actividad de la empresa y de la ocupación del trabajador. De esta forma, cuanto más riesgo tiene la actividad, la cuota a la Seguridad Social para cubrir las consecuencias de un accidente de trabajo es mayor (así, el tipo máximo es el 7,15 % que se aplica a los mineros, seguido del 6,70 % para los trabajadores de la construcción … y la cotización más baja es el 0,90 % aplicada a la confección de prendas de vestir).

lunes, 21 de noviembre de 2016

Todo lo que debes saber cuando compras o vendes un coche. Compra-venta de coches.

Por regla general, cuando la gente compra o vende un coche utiliza un contrato de compraventa que le ha dejado un amigo o vecino, o que ha encontrado en webs de Internet. Sin embargo, muchos de estos contratos pueden esconder 'cláusulas abusivas' u omitir datos.

De esta forma, por ejemplo, si adquiere un vehículo en mal estado, no puede exigir a su anterior dueño la reparación de averías inesperadas: entre particulares, puede reclamar al vendedor por vicios ocultos durante seis meses y, si adquiere el coche a una empresa, cuenta al menos con un año de garantía.

Para evitar problemas, lo recomendable es usar un contrato avalado por Consumo o algún club de automovilistas. Le indicamos qué debe tener en cuenta al realizar un contrato de compraventa y le facilitamos uno fiable.

sábado, 12 de noviembre de 2016

¿Es necesario obligar el contrato de alquiler al IPC indice de precios de consumos?


En la actualidad, en los nuevos contratos no es obligatorio vincular la subida (o descenso) de la renta a la variación del IPC, con la modificación que introdujo la Ley 4/2013 de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado del Aquiler de Viviendas, pero en la mayoría de contratos continúa ligada.

Pero a la hora de actualizar la renta, ¿Cuál es el mejor indice que utilizar, el ipc o el igc?


Propietario e inquilino tienen libertad para pactar el índice por el que van a revisar el precio anual del alquiler. El Gobierno ha cambiado la ley para que este tipo de contratos no sufra los vaivenes de la economía y desde el pasado 1 de abril aplica el Índice de Garantía de la Competitividad (IGC), más estable, en caso de no haber acuerdo explícito. Sin embargo, los expertos confirman que el Indice de Precios de Consumo (IPC) sigue siendo la principal referencia para revisar las rentas.


¿Quien se encarga del mantenimiento del jardín en las casas de alquiler?

La Ley de Arrendamientos Urbanos no contiene precepto alguno acerca de la obligación de conservación y mantenimiento de un jardín cuando forme parte de la vivienda arrendada.

El Código Civil en su artículo 1.555.2 señala que el arrendatario está obligado: 

A usar de la cosa arrendada como un diligente padre de familia, destinándola al uso pactado; y, en defecto de pacto, al que se infiera de la naturaleza de la cosa arrendada según la costumbre de la tierra. 

A su vez el 1.561 señala que:

El arrendatario debe devolver la finca, al concluir el arriendo, tal como la recibió, salvo lo que hubiese perecido o se hubiese menoscabado por el tiempo o por causa inevitable.

Teniendo en cuenta que el mantenimiento y conservación de un jardín puede llegar a ser sumamente oneroso y por lo tanto difícilmente encuadrable en el uso como un diligente padre de familia parece muy oportuno recomendar que en un contrato de arrendamiento de una vivienda con jardín se especifique claramente lo que atañe a la conservación del mismo, es decir las obligaciones adicionales que contrae el inquilino en lo que respecta a ese jardín, y se afiancen debidamente esas obligaciones.

Pero la regla general seria que pactado en el contrato, sea el inquilino quien se encarga de los cuidados y mantenimientos del jardín.

¿Quien paga las reparaciones de una vivienda alquilada de forma general?

"Se ha roto la persiana de la habitación", "la cisterna del baño no me funciona", "la lavadora no centrifuga bien" etc. como éstas, son muchas las circunstancias que se producen a diario en pisos arrendados y saber quién debe pagar las reparaciones (inquilino o arrendador) lleva muchas veces a que exista conflicto entre ambas partes


La respuesta es en muchos casos complicada, a pesar de que la ley de arrendamientos urbanos contempla en su artículo 21 la cuestión, hay muchos matices que se escapan y es importante casi aclararlos punto por punto.


1) inicialmente el casero tiene la obligación de realizar y pagar todas las reparaciones de conservación de la vivienda para asegurar el mantenimiento de la habitabilidad

2) exceptuando dos circunstancias o casos: que el inquilino haya sido el causante del daño o que se trate de una ‘pequeña’ reparación propiciada por el desgaste del uso de la vivienda

¿Quien debe hacerse carga de las reparaciones en una casa alquilada? Caso por caso.

REPARACIÓN DE AVERÍAS EN GENERAL

Con carácter general las averías las abona el propietariosalvo por un mal uso (negligencia) o daño intencionado (dolo) por parte del arrendatario. El inquilino es quien debe correr con los gastos de un mantenimiento normal, excluidas las averías. 
En relación con la obligación del propietario arrendador de realizar las reparaciones necesarias en la cosa arrendada, el art. 1554.2 del Código Civil dispone que el arrendador está obligado a hacer "todas las reparaciones necesarias a fin de conservarla (la cosa arrendada) en estado de servir para el uso a que ha sido destinada". 
Y el art. 21.1º Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), bajo el título "conservación de la vivienda", reitera esta obligación al imponer al arrendador el deber de "realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, salvo que el deterioro de cuya reparación se trate sea imputable al arrendatario...".